N.O. por correo

28 de agosto de 2011

se lee hablando

El ciudadano común parece resistirse a leer, y entender a través de la lectura, esta frase acompaña frecuentemente discursos de pensadores y sabios que hacen vida en el mundo. Seria muy aventurado intentar concordar o discrepar de esta afirmación, sin embargo si me piden un punto medio, yo diria que, nosotr@s ciudadan@s comunes, estamos usando cada dia lo mas elemental para resolver nuestras vidas.

A mi me encanta leer, pero no soy una lectora de alto nivel capaz de digerir cualquier material con un acervo intelectual tan grande que facilita todo tema dificil, simplemente disfruto de la lectura sus implicaciones.

Que tu pases una mañana contando un cuento a un grupo de nños en lugar de pasarla dictando, hace volver la mirada a mucha gente, por que parece que olvidamos que leer, no solo se aprende cuando reproducimos verbalmente simbolos escritos.

Yo tengo una teoria, si usaramos menos tiempo en ser formales en la lectura de garabatos y mas timepo intentando leer al mundo, nada seria igual, yo me atreveria a asegurar que nos equivocariamos menos.

De lo anterior el título de este post, para poder leer en la vision tradicional y limitada del concepto, hay que hablar bien.