N.O. por correo

3 de agosto de 2007

LAS EXPERIENCIAS PRESTADAS

La vida, esa cosa insesante que tortura a placer la existencia de filosofos y pensadores, ah y claro de humildes mortales como nosotros, pues vaya cosa dificil tratar de entender su complejo sistema de funcionamiento.

Muchas veces hemos oido, eso de "nadie aprende en cabeza ajena", que es como un dejalo matarse que no va a entender pobrecito, ya luego vendrà un sentido "TE LO DIJE".

A veces algo muy dentro de nosotros, empatia tal vez, sexto sentido quizas, nos dice que no nos pasará lo que al otro, y es alli donde se complica lograr una homeostasis (extrapolando a nuestro yo interno y externo la definición biológica), por que hay que sopesar muchos factores.

......Pero ¿realmente nunca hemos aprendido en cabeza ajena???........me atreveria a decir que es muy comun eso, por que cuando el que dirán nos importa mas de la cuenta estamos dejando que las experiencias de otros nos guien.

..... y cuando actuamos con lógica, hacemos siempre un breve estudio inconciente de todo proyecto o decision que tomamos en nuestras manos, y asi en la medida de nuestras posibilidades elegimos caminos que nos den la mayor seguridad posible, hicimos nuetras experiencias que no vivimos y las usamos a nuestro favor, asi que si aprendemos en cabeza de otro.

Claro ocurre que hay situaciones en que no vale esa racionalidad, por ejemplo, ¿que pasa cuando tu corazon se mete en las decisiones que antes le tocaban a tu cabeza??, generalmente la cabeza cede, (¿¿tendra que ver con aquello de que el sabio calla???).
Queda esa pregunta para el tiempo, ¿¿¿¿sera que el corazon es tonto y grita tan fuerte que calla a la razon que paciente se conforma con esperar la tortilla que el hace y voltearla???, que pasaria en el mundo si racionalizaramos el romance.
¿¿¿Que pasaria en el mundo si todos empezaramos a actuar por que al amigo de un amigo del mejor amigo de mi primo quinto le paso tal o cual cosa???