N.O. por correo

18 de mayo de 2008

Carta a los representantes...

Estimados padres y representantes

Con orgullo he sido testigo de un proceso histórico, por primera vez ustedes los padres y representantes, se hicieron presentes en la discusión de lo que quieren o no que sus hijos aprendan, inclusive ha surgido FENASOPADRES donde se agrupan con la sociedad en general, para discutir propuestas referentes al tema educativo, mejor dicho a la Reforma Educativa.

¿Es apolítica la educación?, definitivamente No, a lo largo de toda la historia la educación siempre ha tenido un sentido político, y ojo dije político, no partidista, sectarista o politiquero. La educación tiene fundamentos políticos e ideológicos, por que es a través de ella que una sociedad puede garantizar que sus ciudadanos que en un momento son infantes, a la hora de asumir las riendas, como población productiva, podrán perpetuar e incluso perfeccionar la moral y las ideas bajo las que fueron creciendo. Vale decir que siempre habrá disidentes y Gracias a Dios por ellos, ya lo dijo Isadora Duncan: El mundo siempre ha amado a los originales y nunca le gustaron las copias (palabras mas palabras menos).

No es mi intención dar una cátedra del Valor real de la educación, o de cuan importante es cuidar el proceso, las condiciones y las características del mismo, por que creo que de ese tema hay cuando menos un millón de personas mas elocuentes y calificadas que yo. Sin embargo, siendo una maestra, y ante el maremágnum informativo que ha causado la Reforma en el País, tenía estas letras atravesadas entre el pecho y la espalda sin dejarme respirar.

He sido testigo de primera mano, de las posiciones y lineamientos que han emanado del órgano rector de la Educación en Venezuela respecto al tema, de acuerdo o no, hice parte de las consultas que al menos en Guayana se hicieron para elevar nuestras opiniones y criterios, no solo a nivel pedagógico, sino también humano, profesional e incluso ético; no puedo dar fe de que resultado han tenido al llegar al nivel central, pero sé que nuestra conciencia no hizo silencio ante las propuestas discutidas. Y eso sin que me quede nada por dentro, me hace sentir orgullosa de mi trabajo, pues vi despojarse de sus vestiduras políticas a mis colegas para dar su opinión profesional sobre lo planteado.

Desde mi concepción positiva del mundo, donde aun creo en el poder del hombre para ser mejor y superar sus egoísmos, (por eso soy maestra), me siento mas que feliz por ver que hay esperanzas de que se cambie esa visión sesgada de la educación, de las escuelas, de los maestros por que espero que esa preocupación por el currículo que será la brújula educativa en Venezuela, también se refleje en una mayor participación en el nivel micro, es decir, supongo y asumo que todos estos padres que marchan y escriben con conocimiento o sin él, en torno a un currículo educativo, también han revisado en casa lo que hacen o dejan de hacer sus hij@s, y también toman todo el tiempo necesario para ir a la escuela y conversar con la maestra, y mas aún soportan, apoyan y colaboran con las actividades en las que sus hij@s fuera de un cuaderno y un salón se vuelven hombres y mujeres de bien y de éxito.

Pero... temo, que esto sea producto de la coyuntura política de un año electoral, que esa gente que hoy se da golpes de pecho por una educación democrática, abierta y de calidad para todos, una vez consigan la "victoria" sobre lo que propone el gobernante de turno, volverá a nulificar la educación, y se perderá como la espuma en las olas una oportunidad de oro, no hay posibilidades de una sociedad exitosa, bajo ninguna ideología política si los que crecen en ella, no reciben la atención, la formación y el estímulo necesario de quienes son sus responsables, SUS PADRES.

Entonces, discutan la reforma, hagan propuestas, luchen por la libertad de pensamiento, pero recuerden al llegar a casa, abrazar al motivo de su lucha, decirle que cuentan con su éxito, y que el mundo es un lugar mejor desde que el o ella están en sus vidas, no hay currículo, escuela o artefacto que sustituya la aprobación de un padre o el beso de una madre, en el corazón de quienes vinieron al mundo como responsabilidad suya, y les aman con ese gigantesco corazón que traen a mi salón todos los días.


Con cariño, siempre a su disposición


Yo, maestra

3 opinaron:

Juan Carlo dijo...

Excelente, Epi. Contribuye a reducir la polaridad. Te felicito!

Elianni dijo...

Amiga Cuaima... En mi blog te dejé algo :-) Pasa cuando puedas!

ROMANO dijo...

La educación, es increíble cómo puede la educación de una sola persona definir el rumbo del mundo o ciertas etapas, procesos o sucesos... Dios, hay tanta inconciencia... ¬¬

Saludos, Volviendo a mis pasos bloguísticos xD
DTB