N.O. por correo

15 de septiembre de 2008

A veces solo calla y espera



Esto me lo enviaron hoy al correo, y tenia que compartirlo, por que primero, me arrugo el corazón, y segundo me hizo recordar una máxima que a veces los adultos parecemos olvidar, los niños saben lo que hacen, muchas veces nuestros estándares les impiden hacer las cosas a su manera aún y cuando a veces ellos tienen la razón.

Ciertamente el ojo avisor debe permanecer, por que amamos la posibilidad de encauzar vidas hacia rumbos placenteros, pero la próxima vez que a alguno de ustedes se les ocurra decir un "ASI NO" sin saber, tomen un minuto, treinta segundos, quiza menos, y entiendan antes de "ayudar"