N.O. por correo

13 de junio de 2007

Ya tenemos un LIDER no necesitamos PENSAR

Hoy me dirigia al Centro de Formación Permanente en Villa Asia, y en una de las Cabinas telefonicas de la vía estaba pegado un letrero con la leyenda del título.

Quise tomarle una foto, tipo mi amigo Guri, pero no es mi estilo gastar memoria en estas peculiaridades, sin embargo la frase revoloteo en mi cabeza, largo rato, obviamente (creo) es una frase de la oposición en referencia a los de gobierno (bueno digo yo, a lo mejor es al contrario no se molesten), sin embargo esa frase por cruel y tonta que suene, parece una realidad bastante triste pero por ser tan triste es muyyy cierta en mas casos de los que se precisa en nuestro pais.

Inclusive dentro de las organizaciones donde el personal esta capacitado, donde las neuronas de la logica deben andar de carrera constante dentro del cerebro de estos individuos, se asumen posiciones tan "comodas" como esta. Por que, pensemos un instante, ¿¿acaso los líderes a los que "seguimos", son solo políticos??.

Hay líderes de todos los gustos y estilos, algunos mas eficientes y otros menos cuerdos, pero hay gente que con solo ponerse de pie puede generar una breve ola humana en el lugar donde convive a diario, ¡Que responsabilidad sobre los hombros de alguien!, pero ¿tenemos conciencia de ello?, mas aun te pregunto, ¿tu eres un lider?, ¿has decidido pensar por el grupo de gente a tu cargo?,
Como lider debes tener conciencia de que tu trabajo como lider es buscar que la gente que te siga desarrolle sus propios preceptos y esquemas mentales en función de una meta común de mejorar como ser humano, y que esa meta no estara establecida por ti necesariamente, pero si debe ser tu norte, por que tu responsabilidad es hacer mejor a la gente que te sigue.

A los que pegaron el cartel o lo han visto, les digo: Si tenemos un Lider ahora es cuando hace falta pensar, por que no hay carga mas dura que el trabajo de un lider, no hay espacio mas solo que el no contar con quien discutir tus sueños y mas aun no hay tristeza mas grande que la de asumir las fallas de mucha gente aun sabiendo que todos pudieron haber evitado el desastre.