N.O. por correo

16 de junio de 2007

"¡¡¡La culpa es de la vaca!!!!"

Cuantas veces en nuestra vida no hemos dado un portazo con un "Diosssss" en la mente o en los labios a causa de una discusion con ella.

Cuantas veces hemos visto luz al final de uno de ESOS día, por que ella viene y te pasa la mano por el cabello o te dice que todo saldra bien, o incluso se histeriza por que se metieron contigo y no lo puede tolerar.

No importa que tanto tratemos de negarlo o cuanto nos irrite en nuestra vida siempre La Vaca estara presente haciendo parte, mas aun sin estar hace parte, en los casos en los que ya no esta su presencia fisica, o en los que nos alejamos de ella, el contacto que tenemos con la vaca, significa un trozo importante en el analisis de nuestra vida.

En estos dias una amiga, nos conto que en la psicologia hay corrientes que dicen que no importa cuanto lo neguemos o que tan bien nos llevemos con ella, la fundamentación del desarrollo de nuestra personalidad y mas aún de nuestro esquema corporal, es de nuestra madre (la vaca).

Si te llevas bien con la vaca y haces alianzas con ella, tu esquema sera oral, y probablemente seras una persona con mucha apertura al mundo (o algo asi recuerdo), pero si tus alianzas van al contrario, es decir con tu papá, tu forma de ser sera algo mas dura, y hasta la forma de tu cuerpo sera diferente.

Que cosas no?? la vaca es toda figura materna en tu vida, siempre nos encontramos con clichés sobre el valor de las madres, y los desestimamos en muchas ocasiones, por que ya nos sentimos "adultos" "fuertes" "poderosos", mi invitación de hoy queridos amigos es a revisar como van las cosas con sus vacas, y que tanto han dejado conciente o inconcientemente sobre sus hombros en lo que a los éxitos y fracasos de su vida se refiere.

Si bien es cierto que estamos desarrollando nuestra personalidad y camino desde que nacemos y en el principio todo depende de nuestras figuras de protección (llamese, hermana mayor, vecina, mamá, papá, abuela, como quieran) y su vision del mundo, todos tenemos la oportunidad de poner un momento el pie en el freno, y observar desde la distancia lo que hemos hecho o dejado de hacer.

Yo aprendi hace poco, que el control de mis emociones me pertenece, aun y cuando a veces quiera endilgarle esa responsabilidad a otro (a), todo lo que se puede hacer en casos como el mio, es pedirle ayuda a Diosito para hacerme mas conciente de lo que siento en realidad y lo que creo que deberia sentir en cada momento, pero siempre aun y a pesar de la vaca, yo creo firmemente que: LA DECISION ES TUYA, y agregaria, arregla tu rollo con la vaca de una vez y dedicate a amarla y ya.