N.O. por correo

16 de enero de 2011

Después del viaje

A veces, quieres cambiar todo de un plumazo, reconstruir la ruta, descomponer las dificultades y te das cuenta, que nada tendria sentido si pudieras hacerlo asi, nos enseñan a apreciar lo bueno, lo grandioso, lo elocuente, lo brillante, pero casi nadie nos cuenta que no hay luz sin sombra, y si la hubiera ¿como la apreciariamos?, por que despues de todo, ¿quien necesita una linterna a medio dia en la calle?.

la reflexion es demasiado simple para que sea facil de digerir cierto?