N.O. por correo

6 de diciembre de 2007

Rompiendo una promesa con orgullo


Cuando la gente que amas, logra sus metas es imposible no sentir gozo y alegria, alzar la mirada al cielo y agradecer a Papádios por esos logros.

Con orgullo te vi subir al podio a cumplir una de tus metas, siempre has sido mi antonimo, tranquila, ordenada, poco expresiva, ahorrativa y decidida; mas alla del hecho como tal disfrute enormemente el proceso de lograrlo, sentirme una parte de tus cosas ha sido muy importante para mi.
Creo que nuestras vidas siempre andaran como nuestro trato de los rompecabezas que tanto te gusta armar, me encanta que me reserves el honor de colocar la ultima pieza, (se que fue para que no te hiciera perder la poca paciencia, pero igual me gusta), me encanto ser parte de este cierre de ciclo.

Quiero que quede por escrito y en publico que te amo y siempre lo haré, y que agradezco que me hayan dejado tener una hermanita para hacerme un poquitico de compañia. Un beso grande mi Yu.