N.O. por correo

24 de marzo de 2007

MANGOTERAPIA

Ayer fue un día de maestra, estaba en el Encuentro Cientifico Infantil del Municipio, como miembro de la mesa Técnica, afocada de tanta buena intervencion de los alumnos que tuvieron a cargo el trabajo, muy formal la cosa como se pueden imaginar, pero de todo el dia el momento mas grato y mas significativo estuvo en la "mangoterapia" que me di el gusto de disfrutar.

¿Mangoterapia? diran ustedes, no se me safo un tornillo, mi amiga Belkis se invento esa teoria para salir con sus alumnos a compartir en las matas de mango que estan en el patio de su escuela (genial haber tenido un profe asi no?, ¡a mi no me toco!).

El hecho ocurrio a medio dia, despues de cerrado el ciclo de exposiciones, nos instalamos en los arboles, (que si hay arboles en algunas escuelas), para refrescarse y alejarse del ruido el patio de una escuela es lo mejor, no hay dudas, cuando se acerco una de las Prof. de la escuela, (un ser en extremo especial, no por emotividad sino por la calidad profesional que destila su presencia, es impresionante, tiene mi admiracion, (sombrero abajo, rodilla al piso)). Empieza una platica de amigas de años en la que solo fui espectador silente (lease "los mirones son de palo"), entre otras perlas ambas conversaron sobre la deplorable actitud que tenemos muchos de los maestros al quejarnos absolutamente de todo, y la falta de ética que domina en la actualidad, solo por que hay mas maestros que lo son por que no les quedo de otra que por que realmente decidieron ejercer ese oficio, y sin embargo a pesar de todas las ventajas que si tenemos siempre señalan lo malo de todo, no valoran lo que tienen en sus manos, y encima se visten y se paran como si su vida transcurriera en la mas terrible pobreza material y espiritual.

Señores cuando uno hace algo que le apasiona, la diferencia se ve y se siente, siendo yo generalmente la mas joven de los grupos en los que me ha tocado estar les puedo decir con propiedad que la gente que se siente importante en la vida es notoria, y esto de ser maestra no escapa de ese camino, y no se nota solo en la clase, se nota en la vida, en la estampa, en la posicion con la que caminas inclusive.

De esta mangoterapia de ayer, me lleve la sensacion dulce de saber que hay gente buscando hacer la diferencia,y no importa que tantos años de servicio tiene, que tanto tiempor viendo como no se hace lleva, aun mantienen las ganas de cambiar la profesion de mejorar el trabajo. Gracias mundo por que, hay gente que mantienen viva la pasión de hacer cambiar lo que no le gusta. Es incomodo, fastidioso, molesto, doloroso, triste, preocupante y llama a la reflexión que todo el que quiera dice lo que se le atraviese sobre uno, y no se pueda rebatir con contundencia por que hay en tu mismo gremio basofias, conatos de gente que se agrupan pa' dañarle el trabajo a uno.

Revisen su pasado y comenten de dos maestras o profes que les hayan marcado y nunca puedan olvidar, por buenas o malas, si ponen una y una mejor, haganle un post a su maestra sea como sea tal vez mis colegas consigan que su trabajo si sirvio de algo, o pudo haber sido mejor, los maestros somos como los niños necesitamos que nos digan, nunca olviden eso.