N.O. por correo

12 de marzo de 2012

Al usted


Quisiera comenzar agradeciéndote por todo el amor que no dudo sientes por mi, y asegurandote que te amo tambien, quizas mas de lo que piensas, a pesar de que no lo parezca, no entiendo muy bien como recuperar eso que añoro locamente dia tras dia y antes solo sabia disfrutar.

Lentamente se ha ido anidando entre ambos una distancia indisoluble que parece mas solida dia a dia, pero me rehuso a aceptar, tengo una certeza plena de que no hay nada que pueda con este vinculo que Dios coloco un dia entre los dos, tarde o temprano, estaremos asi como debe ser.