N.O. por correo

6 de abril de 2012

Anhelo


Lo mas sublime que he vivido, es poner todo el amor en un anhelo y volverlo realidad, es caminar con la certeza de que la llegada sera mas que un momento, una vida encapsulada en el cristal mas fino sutil y a la vez resistente que se ha podido construir.



Sé que aun queda un anhelo por vivir, quizás al que mas le temo, pero ahora bajo el cristal de lo vivido, descubrí que ya no me hace falta para llenar un vació, me hace falta para compartir lo que esta adentro, y eso me tranquiliza y me da mas fé.